jueves, 15 de mayo de 2014

LA EUROPA UTÓPICA

El próximo 25 de Mayo se celebran las elecciones para ver quién nos representa en el Parlamento  Europeo. El Parlamento, junto al Consejo Europeo, el Consejo de Ministros, la Comisión Europea y el Tribunal de Justicia conforman las Instituciones de la Unión Europea.

La Constitución Europea establece que el Parlamento Europeo y el Consejo de Ministros ejercen las funciones legislativa y presupuestaria de la Unión; además, el Parlamento se encarga del control político sobre los diferentes países miembros y desempeña funciones consultivas.

Estas son, en teoría, las funciones del Parlamento cuyos diputados se elegirán dentro de unos días. Personalmente,  soy contrario a la permanencia de España en la Unión Europea tal y como funciona actualmente: si tuviera la edad legal para votar, no lo haría.

Considero que la Unión Europea limita la capacidad de decisión a los gobiernos de cada país, pues allí se decide la dirección que debe seguir la economía, y, por supuesto, no suele favorecer a los intereses  de la clase obrera. Entonces, ¿para qué votar en España, si gran parte de las políticas se marcan  en Europa?

Otra de las cosas más sorprendentes es la existencia de lobbys1, que la Unión Europea autoriza y regula. Son grupos de presión de las grandes empresas que “aconsejan” a los diputados sobre las leyes que han de aprobarse, cuales no… Es decir, intentan convencer de alguna manera a dichos políticos para que se decanten por hacer lo que a ellos les beneficia. A pesar de que en teoría presionar a los políticos es ilegal, estoy seguro de que se verán en cierta manera influenciados.

Es cierto que en la Unión Europea se han conseguido grandes cosas (Tarjeta  Sanitaria Europea, moneda única, libre circulación de personas, etc.), pero creo que cada país debería seguir sus propias políticas de gobierno y mantener así su soberanía, por lo que habría que replantearse las funciones de la Unión.

Sin embargo, como la mayoría de los partidos europeos están dirigidos por los poderes económicos, creo que esta reforma de la Unión es, hoy por hoy, utópica, por lo que para mí el voto no tiene sentido.


1 comentario:

  1. ¿Le hubiera venido mejor a España no entrar en la UE, por ejemplo?

    ResponderEliminar