sábado, 22 de marzo de 2014

INTERÉS VS. INDIFERENCIA

Hoy en día el fracaso escolar es muy elevado. Esto es consecuencia de que muchos alumnos, entre los que me incluyo, tenemos poco o ningún interés por las clases.  Creo que los alumnos aprobamos las asignaturas solo porque nuestro futuro depende de ello, no porque los contenidos se nos hagan amenos. Personalmente, cuando una asignatura me resulta interesante, me aplico más. Ahora bien, ¿por qué a los estudiantes no nos resulta interesante todo lo que damos en el instituto?

Es comprensible que no gusten todas las asignaturas, pero creo que es posible conseguir que los alumnos queden satisfechos con lo que se da. Asignaturas como Biología, Física y Química, Lengua, etc., tienen un temario tan extenso que impide comprender bien y profundizar en cada uno de los temas. A pesar de que se ha mejorado bastante la forma de dar clase con medios auxiliares, como  el proyector, poniendo imágenes y videos que mejoran el aprendizaje y aumentan el interés del estudiantado, creo que se deberían fomentar más las salidas escolares, para ver qué utilidad tiene en la vida real todo lo que estudiamos, así como utilizar cosas de mayor actualidad,  para ver la aplicación práctica de los contenidos que se enseñan.

Creo que la educación debe ser mucho más práctica y no una educación para loros, que tan solo se limiten a repetir lo que pone en un libro de texto. Quizá si seguimos este modelo, la gente “tweeteará” cuán interesante ha sido su clase de biología, matemáticas o cualquier otra.



1 comentario: